Saturday, 22 June 2013

DIVERSIDAD Y DERECHOS

Lo confieso. Nunca me he sentido atraido por personas de mi mismo sexo.
De hecho, la idea me parece rara, poco placentera. Es así como pienso. Es talvez un sentimiento similar a pensar en sentirme atraido sexualmente por mi hermana o mi mamá. No me parece algo agradable. Es un sentimiento extraño. Mi cabeza y mi cuerpo no lo consideran sexualmente apetecible.

Mi masculinidad ademas de biologica es adquirida. Consciente o inconscientemente practico de alguna forma lo que el script social pregona que “los hombres debemos hacer”, pero también tengo una fuerte dosis de androgenos heredados en mi naturaleza, que aunque quisiera, no puedo evitar tener.
El tema del sexo es personal, pero no por eso debemos dejar de hablar de el. Máxime cuando esas decisiones individuales son reguladas por el contexto social, legal y político. Sin embargo aún es controversial y para muchas personas incómodo abordarlo.

Asi las cosas, cuando de sexo se trata, me atrae y me excita el sexo con mujeres.  Desde mi adolescencia me han atraido mucho las mujeres de ascendencia latina y más aún si tienen rasgos físicos orientales o del medio oriente. En cuanto a su características físicas, me encanta la piel morena y los ojos oscuros que reflejen sinceridad, las pecas en los hombros y espalda y me atraen sexualmente los pechos de una mujer. Pienso además que una mujer saludable es una mujer sensual y atractiva. Considero a una pareja idónea a una mujer libre en su pensar y su actuar. Sin embargo también la mirada, el carácter y las dotes de artista son detonadores para enamorarme, lo cual es más allá de la atracción puramente física. Considero que he tenido una vida sexual activa y bastante placentera y hasta donde sé, las mujeres con las que me he relacionado sexualmente han también disfrutado de nuestras experiencias.

Hoy por hoy me excita y me encanta tener sexo con mi esposa a quien considero sumamente atractiva según mi criterio y preferencia sexual, ademas de inteligente, creativa, de caracter jovial y agradable y otros atributos que me hacen admirarla y por consiguiente, según mis parámetros, enamorarme constantemente de ella. A veces también me pasa por la cabeza experimentar sexualmente tener aventuras esporádicas con desconocidas en lugares poco comunes, hasta públicos. No me considero anormal por tener esos deseos. Al contrario, creo que eso me hace estar un poco dentro de lo que se reconoce como la “norma” o ‘lo normal’ en muchos contextos sociales . El ethos en una gran parte de Latinoamérica sobre todo, sigue premiando a los hombres, heterosexuales, activos... promiscuos.

Sin embargo, a veces me pregunto, como se sentirá alguien que no está dentro de ese comun de personas. Es decir, alguien que no pertence a la norma… - alguien a-normal -  por el hecho de tener una preferencia distinta a la mia y “a la de la mayoria”, distinta a la que la religión dominante establece como la “no pecaminosa” y diferente a la que el ethos considera lo biológicamente “natural”, lo esperado, lo aceptado.
Cabe aquí cualquier persona que por mutuo consentimiento desea establecer una relación sexual distinta a la "norma" siempre y cuando no dañe a otras personas ni a las personas involucradas, que voluntariamente y en un plano de madurez, desean ejercer su libertad de desarrollar su vida sexual como les plazca.  Pueden ser lesbianas, bisexuales, transexuales, etc. Son personas que trabajan, que estudian, que tienen empresas, que ejercen cargos publicos, son deportistas, campesinos, doctoras, artistas... que tengan su particular preferencia sexual, no los hace menos ni más que nadie.

Pero esa persona, que puede o no ser una minoria, debe vivir con temor a ser agredido/a, ofendido/a, y peor aun, ve, en pleno sigloXXI limitados sus derechos como Ser Humano... El derecho a enamorarse, a casarse y establecer un contrato legal de bienes, a tener hijos y procrearlos no existe. Es discriminado/a y estigmatizado/a. En fin, sufrirá porque durante su vida tendra que ocultar lo que siente o vivir incluso perseguida y con riesgo a su integridad ser vulnerada, por un motivo que incluso desconoce desde sus orígenes. ¿Será biológico? ¿Será psicológico? ¿Será social? ¿Será normal? ¿Será anormal?

Honestamente no soy un conocedor científico del tema, y podría irrresponsablemente especular de acuerdo a mis creencias, dogmas, educación o pre-juicios. Pero si algo puedo decir con convicción es que ninguna persona que no hace daño a otros-as, tiene, en este momento de la historia de la humanidad, porqué vivir escondiéndose, tratando de negar su identidad como quiera definirse y-o sufriendo por no ser "igual a todo el mundo", es decir, por ser A-normal.

Se me hace como aquellos tiempos en que una persona enana, una mujer con vellos en la cara o una persona muy gorda era sometida al ridículo y expuesta en circos y ferias por ser A-normal. Vaya ahora a cualquier parque de diversiones en los Estados Unidos y verá que ahora las personas gordas no son parte del espectáculo sino que es la norma entre quienes visitan.

El tema es talvez la frontera que más tabú crea en una población que se dice educada, madura y "evolucionada". Ojalá la humanidad pensara en debatir mas abiertamente el porqué nos limitamos tanto de ese placer y damos por hecho que el sexo debe ser exclusivamente para reproducirnos -y si hay orgasmos en el camino que bueno, y si no, pues que lastima-. Algunas mujeres (y hombres) viven frustradas con sus parejas pues no obtienen ni un mínmo de satisfacción que el cuerpo y la psique son capaces de producir en cada encuentro sexual y encima, por dogmas, creencias o un ethos conservador en la sociedad están encandenas a un contrato religioso y familiar y un estigma social si se rompe, sufriendo por la vida y de por vida, sin sexo placentero, sin saber que es un orgasmo o un masaje erotico que llene los 5 sentidos y la psique, o en definitiva, sin experimentar una de las experiencas mas sublimes y agradables que física, psicológica y emocionalmente el ser humano experimenta durante su adultez.

El sexo no es pecado. Hablar de sexo no es pecado. Y debatir abiertamente sobre las diferencias en cuanto a los gustos, preferencias y los hoy estigmas creados respecto al sexo, para comprender mejor a quien no tiene las mismas preferencias que uno, no es pecado. Es, en todo caso, irracional, poco inteligente e ingenuo callar esa conversación.

Considero mas aberrante la violencia.  El que un conyuge agreda al otro/a fisica, psicológica o verbalmente. Que un padre o madre le pegue a sus hijos. Que se mienta o se oculten verdades y luego se salude hipócritamente. Que se castre la libertad de Ser de los hijos, que se oprima psicológicamente a cualquier miembro de la familia. Considero más aberrante que se defienda la libertad de "portar armas" (artefactos que son producidos exclusivamente apra agredir o matar) y no se aborde con el mismo argumento, la libertad de cada quien de hacer con su vida sexual lo que desee.

 No se necesita ser mujer para apoyar los derechos de las mujeres. Así tampoco se necesitaba ser afrodescendiente en los años 50 para apoyar los derechos de los afrodescendientes en EUA cuando estos no contaban con los mismos derechos que el resto, ni se necesita ser Ixil para apoyar los derechos de dicha etnia al demostrarse que a pesar de las masacres perpetradas a sus pares no se ha hecho justicia, o no se necesitaba ser Judío para haber apoyado el sagrado derecho a la vida, a la libertad de creencia y a la integridad de los judíos cuando el régimen Nazi los quiso eliminar y les suprimió sus derechos como personas, convirtiendoles, según la propaganda y la idelogía Nazi, en peor que objetos. Los derechos que esos grupos humanos hoy tienen -desde votar, expresarse hasta incluso el derecho a vivir- han sido adquiridos politicamente después de haber sufrido discriminaciones y se han logrado por el apoyo de quienes ya gozaban de derechos sin pertenecer a dichos grupos. Es decir movimientos a favor de mujeres apoyados por hombres, a favor de personas negras a apoyados por personas blancas, mayas apoyado-as por ladinos-as, criollos y extranjeros, judíos y judías apoyados por cristianos-as, budistas e incluso ateos-as.

Si lo anterior es cierto, tampoco se necesita ser lesbiana, transexual, homosexual o bisexual para apoyar los derechos que como Seres Humanos merecen también ellos y ellas como cualquier persona. Como usted o yo, que sí somos parte de la "norma", o sea "normales". 
Al final, cada persona debe tener los mismos derechos que cualquier otra persona y nadie gozar con "más o menos" derechos, con más o menos privilegios otorgados legal o políticamente, que ninguna otra persona por estigmas sociales, religiosos o políticos. Peor aun, por ejercer su libertad de escogencia, o por azares del destino que no estaba en sus manos escoger. Su pertenencia etnica, su color de piel, su preferencia sexual, su genero.
Si ud es hombre, defender los derechos de la mujer no lo convierten en mujer. Si ud es Catolico, defender a los derechos de los judios o de los musulmanes no le convierten en judio o musulman. Si usted es heterosexual, defender los derechos de lesbianas, transexuales, bisexuales y homosexuales no le convierten a usted en lesbiana, transexual, bisexual u homosexual.

Con querer negar que existan personas diferentes a nosotros no construimos una sociedad sana, mas bien creamos una fachada hipócrita de presión social que al final revienta en violencia y consecuencias indeseables. 
"Vive, deja vivir y lucha por que exista equidad y nadie sea menos que nadie, mucho menos por decreto" diría el sentido común. 
Quien se sienta agredido-a porque otras personas tengan preferencias sexuales distintas a las propias, o costumbres culturales distintas, o color de piel distinto, o practique una religión distinta a la propia debiera revisar si no le mueve más el temor infundado, los dogmas adquiridos, o incluso a probablemente descubrir que su fanatismo es precisamente el salvaguarda que acomoda no reconocer que lo que acusa puede estar en el o ella misma... más que el sentido común. 

Algo de lo que talvez más valoro porque me costó aprender, pero que he aprendido en mi experienca en Canadá y el lugar donde me desempeño profesionalmente es a reconocer las diferencias y a que nadie es más que nadie en ningún lugar del mundo. Por lo tanto, nadie tiene más derechos que nadie. También aprendí que las diferencias no se estigmatizan ni se señalan, sino se comprenden y si no se comparten ni se celebran, por lo menos se respetan, porque si alguien es diferente a usted es porque usted también es diferente a esa persona. Avancemos como especie y hablemos, discutamos, peleémonos intelectualmente y encontremos puntos en común, pero no juzguemos basados en dogmas. En estos tiempos y en una gran parte de la población que tuvo acceso a educación superior, no se vale callar.

Thursday, 20 June 2013

Carta a mis Hijos

A Samuel Andres, Diego Abraham y Sarahi Berenice. A mis sobrinas/os, a las nuevas generaciones que desean ver un mejor mundo que el actual.

Como hablamos a veces, queremos cambiar nuestra realidad, nuestro futuro y el futuro de Guatemala. Pero como a veces las palabras se van, aquí dejo en papel, una lista de acciones que podemos tomar como parte de nuestra responsabilidad como Guatemaltecos/as que independientemente donde vivan, donde trabajen, que edad tengan, vuestra formación o el dinero que ganen, es posible realizar. Este tipo de acciones nos puede unir hacia la construcción de un mundo en el que nadie sea “menos que nadie” por haber nacido en el lugar “equivocado”, con el apellido equivocado, dentro del grupo etnico equivocado y en el que, a diferencia de la acostumbrada individualidad, colectivamente podamos aportar un poco para encender luces donde haya oscuridad, pues como decia alguien, nadie esta realmente libre mientras haya otros que, por ello, vivan oprimidos.
  1. Vive, viaja, experimenta, conoce gente, pregunta, escucha y aprende así de las realidades de tu país.
  2. Lee! Lee libros, lee las noticias, lee opiniones y cuestiona lo que leas. ¿Favorecen a algún grupo de poder? ¿a cual? ¿Son los argumentos validos? ¿Se promueve paz o confrontación? ¿Cual es el origen y la causa del problema que observa? ¿estan esas ideas en contra de lo que tu siempre has pensado, y si es asi, te puedes cuestionar tus propias ideas con esos argumentos para ir creciendo intelectualmente?
  3. Deja la apatía. Indígnate o enorgullécete, pero no seas indiferente a lo que sucede en tu entorno. No basta con leer o creer a quien lees. ¿Estas conciente de lo que sucede? ¿Cuál es tu opinión al respecto?. ¿Puedes actuar y hacer algo al respecto? ¿Estas dispuesto/a incluso a renunciar a privilegios para construir un mejor futuro para quienes hoy no los tienen?
  4. Involucrate. Existen organizaciones sociales y comunitarias, partidos politicos y comites, grupos de vecinos, de estudiantes, ONG’s, etc. Son instituciones que en una democracia son fundamentales y en las que tu tienes el derecho de participar para empujar hacia cambios que mejoren la situación del pais. Tu situación, el futuro del Pais, de tu planeta. Tu futuro! Eso no se obtuvo de gratis. Para que esos espacios existieran hubo gente que lucho y que se arriesgó y hoy tu tienes eso como un derecho que se convierte en responsabilidad de ejercer si tienes la libertad de optar a hacerlo cuando veas una injusticia o un problema que pueda y deba ser corregido. Existen grupos a favor del ambiente, a favor de consumidores, a favor de diversos Derechos Humanos; grupos humanitarios, a favor de la educación y de grupos oprimidos; a favor de la equidad y de la libertad de emprender…a favor de la justicia. Ademas de estudiar formalmente, aprende informalmente utilizando tu tiempo para aportar en la causa que veas es imprescindible para resolver los profundos problemas que no se resuelven “solos”, o peor aun, que nosotros, vuestros padres, les hemos irresponsablemente heredado. Hazte escuchar donde otras personas callan. Levanta tu voz por las causas justas.
  5. Audita y exige a los/as funcionarios públicos que cumplan sus funciones con responsabilidad, transparencia y profesionalismo. Mide sus acciones por los resultados y la honestidad en el proceso. Condena la corrupción, la discriminación y la injusticia. No toleres la manipulación, la extorsión ni la imposición de ideas contra tu voluntad.
  6. Ejerzan sus derechos soberanos como consumidores y exijan un mejor servicio, productos responsable y éticamente fabricados, si no reciben lo que se les ofreció por lo que están pagando. Mientras mas alcen su voz, menos abusos de parte de los oferentes. Sean auditores del planeta y los ecosistemas. Las ganancias monetarias ciegan a los productores y mientras mas consumidores críticos menos el impacto negativo de los productores irresponsables.
  7. No volteen la cabeza ante los problemas de otras personas. Por humanidad, por compasión, por consciencia, por solidaridad. Y si nada de eso es argumento suficiente para otras personas, recuérdenles que la exclusión constante y la falta de oportunidades de las mayorías se devuelve en subdesarrollo para todos/as.
  8. Escriban en la prensa, opinen publicamente, participen voluntariamente en organizaciones sociales y políticas, manifiéstense, formen y apoyen activamente a movimientos de ciudadanos-as, cuestionen a sus maestros y a lideres politicos, religiosos y sociales. Empápense de conocimientos. Aprendan constantemente sobre la historia y la realidad de Guatemala, con fundamentos científicos y evidencia empirica. Abominen al charlatan y descarten las charlatanerias dogmáticas, para, como decimos en Guatemala, que no les den “atol con el dedo”. No discriminen a nadie ni acepten ser discriminados-as, pues ni ustedes son más ni son menos que nadie. No acepten “chistes” ni comentarios racistas o denigrantes hacia otras personas que busquen implícitamente perpetuar un sistema excluyente. No se dejen manipular y piensen por ustedes mismos-as.
  9. Investiguen lo que no comprendan y saquen sus propias conclusiones de la diversidad de opiniones y conocimientos. Construyan su criterio usando sus experiencias, sus conocimientos y su propia inteligencia. Uds nacieron inteligentes y con el mismo potencial que quienes han cambiado el rumbo de la historia. No desperdicien su vida, que solo una vez están aquí.
  10. Destierren la cultura de mediocridad y corrupción. Independientemente de la metáfora: Respeten su lugar cuando hagan fila, y pronúnciense con valentia a quien no respeta el lugar en la fila. {independientemente de la fila en que esteis}
  11. Denuncien amiguismos, nepotismo y la corrupción en cualquier ambito.  No se corrompan aún teniendo todos los incentivos para hacerlo. En el largo plazo verán los resultados de sus acciones de hoy y ahora.
  12. Sean pacientes y no desmayen. Todo tiene su tiempo, pero también todo lleva su tiempo. Como algunas plantas que se riegan todos los días, sigan regando sus sueños. Llegará el momento oportuno en que sus ideas germinarán, y el fruto de su constancia será dulce y satisfactorio. No descuiden el árbol de sus ideales.
  13. Sean personas de confiar y mantengan su palabra: Si dicen si, es si. Si no pueden cumplir algo, no prometan. Si se comprometen, cumplan. Si se endeudan, paguen. Si prestan, devuelvan. Si rompen, reparen. No evadan impuestos. Cada centavo que se evade o se roba es un centavo menos para la urgente inversión social que Guatemala necesita.
  14. Busquen la paz y la concordia en lugar del enfrentamiento, pero no por eso eviten el debate y el hablar claro y expresar sus ideas. Los conflictos se abordan, se argumentan, se identifican y se trabaja en solucionarlos, no se evaden ni se ignoran, pues no se resolverán solos. Sin embargo, usen la cautela para identificar si el conflicto esta bien planteado y argumentado. Muchas veces se manipula la información y las premisas para crear conflictos falaces y dividir a la población en torno a falsas dicotomías y conflictos inexistentes.
  15. Sean ejemplo para sus hijos. Ellos/as necesitan modelos a seguir. Lo que hacemos grita más fuerte que lo que decimos. Y el mundo está urgido de luces y de esperanzas. No dejen para mañana lo que deban hacer hoy. Si deciden tener familia vivan su rol como padres y madres, pues su soltería también debe ser vivida como tal. Y si tienen hijos, abracen a sus hijos/as y a su pareja, díganles cuanto los aman y luchen por el bienestar de sus familias. Sean lo mejor que puedan ser. Y descansaran con satisfacción cada noche antes de dormir y despertarán con animo cada día que empieza.
  16. Lo que la economía no puede resolver en el supermercado es altamente probable que pueda ser resuelto en la arena política. Asi las cosas, empujen hacia politicas publicas encaminadas a mejorar el bienestar de la población, la justicia, la sabiduria, la humanidad y el respeto a la vida… mas alla que la capacidad de compra de las personas. Hay cosas que el dinero no compra. Apoyen políticas y acciones que rompan con privilegios y desigualdades estructurales, que amplíen las oportunidades de cada persona independientemente de su religión, origen étnico, apellido, lugar de residencia… por muy distinta que aparenten ser. Trabajen porque el potencial humano sea pleno, más allá de un consumidor saturado, se construya un mundo pleno donde el entorno natural y humano es tan importante como los individuos. Recuerde que si alguien es “distinto-a” a ustedes, ustedes son “distinto/as” para ese alguien. Conociendo y respetando las diferencias y apoyando a la cohesión y la unidad, al final del dia, se construye una mejor humanidad y se construye solidaridad, ese valor tan devaluado. Celebren las diferencias y aprendan de ellas.  
  17. Conozcan su relación con el entorno natural. Los ecosistemas, la diversidad cultural y/o la sabiduría ancestral tienen mucho valor que no ha sido posible cuantificar con dinero. Muchas veces son más importantes que la producción y extracción industrial en productos que pronto se convierten en basura. El mundo en general y Guatemala en particular es un universo rico en culturas, en sabiduría y conocimientos ancestrales, en ecosistemas y biodiversidad. Luchen por mantener esa riqueza que no se compra en el supermercado y que Guatemala todavía aun posee.
  18. Pregunten. Hay mas sabiduria en tener preguntas que en creer poseer todas las respuestas. En la búsqueda yace muchas veces la Verdad.
  19. Eso es por lo que vale la pena luchar. Es eso, entre otras cosas, lo que los hace ser gigantes y únicos en el mundo. Es eso lo que pueden dejarle a las nuevas generaciones y por lo que las nuevas generaciones podran sentirse orgullosas de haber hecho lo correcto, con valentía y convicción.  
  20. Finalmente, ayúdenme a dejarles un mejor planeta que el que encontré. Llámenme la atención si cometo errores y permítanme corregir el rumbo. También soy humano y también fallo. Y si les fallo algún día, perdónenme pues a pesar de ello, hago lo mejor que puedo. Gracias mis hijos, por ser la fuente que me inspira a ver más allá de lo que creí era todo lo que había.

Con todo mi amor.  Papá.

Version publicada en prensa aqui

Wednesday, 8 May 2013

HAY QUE CREAR AL DIABLO....


(Inspirado en E. Galeano)

Antes el diablo era el Judio
Hoy el Diablo es musulmán

Antes el Diablo era la mujer
Hoy el Diablo es la mujer educada, independiente, libre
Hoy el diablo es quien quiere libertad de escoger a su pareja


Antes el Diablo era revolucionario socialista
Hoy el diablo es ecohisterico-a

Antes el diablo era el no-católico
Hoy el No-cristiano-pentecostal

Antes el diablo era “el comunista”
Hoy el diablo es “el terrorista”

Antes, el diablo era “el pobre”,
Hoy… sigue siéndolo…

Mientras sigamos construyendo estigmas sociales, seguiremos cayendo en la trampa de calificar o descalificar a personas, a ideas, a politicas, a paises, a dioses, a actividades de vida, a culturas enteras…

Los absolutistas y binarios juicios de valor tambien son relativos… relativos a quien es hoy El diablo.

Tuesday, 16 April 2013

¿De que paz habla Señor presidente?


¿De que paz habla Señor presidente?

La “oficial” y “Diplomatica que usted firmo” - la políticamente correcta- o la PAZ Real, la que todos anhelamos en Guatemala…? En 2012, el Índice Global de Paz, Guatemala se encontraba en la posición 124 de 158 países, con una puntuación de 2.3 sobre 5 puntos. ¿.De cuál l paz habla entonces señor Presidente? De esa que nos posiciona entre los ultimos lugares del Indice de Paz Global? (Fuente:http://www.fundesa.org.gt/cms/content/files/publicaciones/Boletin_de_Desarrollo_Indice_Global_de_Paz.pdf ) Esa paz que no ha existido en el pais aun desde que se firmaron los acuerdos en 1996? Como preservar algo que no existe Senor Presidente?
(c) Samuel Perez, 2012
El argumento de que la paz está en peligro deja mucho que desear de la capacidad política argumentativa ante la coyuntura, pero peor aun, proviniendo del Presidente de la Nación  quien en lugar de tomar postura, debiera promover la unidad nacional y alejarse de cualquier influencia o presión que pueda hacer ruido en el proceso legal que se lleva a cabo.
Implícitamente con esas aseveraciones, ademas de engendrar terror y temor en la población, se acepta que la ausencia de paz (es decir, el Conflicto Armado Interno) tuvo una raíz endógena y no el discurso ideológico que se utiliza para justificar las matanzas y la intervención militar contrainsurgente en su momento: “Se defiende al pais de la amenaza del comunismo.”(ej. Decreto 59 de la Junta de Gobierno, 26 de agosto de 1954 fuente: Memoria del Silencio http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/cap1/ante.html)
Por un lado, las causas del conflicto armado interno no fueron necesaria y exclusivamente ideológicas y por otro, hoy no existe tal amenaza pues los tiempos han cambiado y el comunismo está enterrado en el contexto geopolítico actual.
Dice el presidente Perez Molina, que el “El que llegue a "consumarse" la acusación de Genocidio, implicará "serios peligros para nuestro país, incluyendo una agudización de la polarización social y política que revertirá la paz hasta ahora alcanzada". (fuente SigloXXI http://www.s21.com.gt/nacionales/2013/04/16/perez-coincide-que-juicio-genocidio-hace-peligrar-paz)
Pero de que paz ahora alcanzada habla, Senor Presidente? El estado del pais actualmente es de violencia aguda y estructural, de una especie de guerra civil no declarada. Los muertos acumulados contabilizados por la violencia en Guatemala no difieren mucho a los muertos durante la guerra. “Las cifras del conflicto hablan de 200 mil víctimas y desaparecidos, según los informes de la Comisión de Esclarecimiento Histórico (CEH) y de la Recuperación de la Memoria Histórica (Rehmi), lo que señala una media de cinco mil 500 asesinatos al año. La anual de los 13 años de paz es de algo más de cuatro mil 600 asesinatos, con una tendencia al alza, lo que no supone una gran diferencia entre la paz y la guerra. “Desde 1997 —luego de la firma de los acuerdos de paz— se han producido en el país casi 60 mil asesinatos de hombres y mujeres, cifra que coloca al país en uno de los peores lugares del mundo sobre tasa de crímenes, que alcanzó en el 2008 los 48 homicidios por cada cien mil habitantes.” (fuente: http://www.prensalibre.com/noticias/Victimas-tiempo-paz-superan-guerra_0_77993878.html)
Si queremos realmente preservar la paz debemos revisar profunda y honestamente el modelo de sociedad en que descansa Guatemala en la actualidad. La estructura económica a excluyente y fundamentalmente asimétrica a en cuanto a equidad en el acceso a recursos productivos y mercados, el racismo sistemáticamente enraizado y pobreza estructural, han minado desde siempre oportunidades de desarrollo económico  social y humano y con ello la posibilidades de movilidad social y acceder a mayores grados de libertad individual a las mayorías de la población Guatemalteca.
Si queremos preservar la paz empecemos a sembrarla desde sus raíces.
Las consecuencias de esas condiciones estructurales de una sociedad enferma producen consecuencias nefastas para las presentes y futuras generaciones.
Es momento de tomar un respiro, rescatar lo que se debe rescatar de este torbellino polarizante que un juicio inevitable en el país ocasiona.
La polarización n social del momento lamentablemente no se generó espontáneamente. Es honesto reflexionar como el poder mediático o de un cartel de columnistas representantes de la elite inician un debate irrelevante con el único objetivo de fomentar la discordia y abrir mas las brechas, polarizando a la población. Qué necesidad y urgencia hay que imprimir calcomanías, insertar panfletos en los periódicos, escribir columnas de opinión y declarar en medios de comunicación social a diestra y siniestra el mensaje de que en Guatemala no hubo Genocidio? No es esa una interferencia directa en el sistema jurídico? No es eso una intromisión política a un proceso eminentemente legal?
Es que si asi son las vísperas, cómo o serán las fiestas, después de que el tribunal dictamine su fallo? Es esa la Guatemala que respeta al Estado de Derecho que tanto anhelamos los y las Guatemaltecas? Es asi como se construye futuro?
Dejemos al tribunal que siga su proceso sin interferencias. Demosle el beneficio de la duda al Estado de Derecho y al sistema Jurídico del País.  Si no lo hacemos ahora, Cuándo?

There was an error in this gadget