Monday, 30 April 2012

COMPENDIO DE LECTURAS PARA CONOCER LA HISTORIA DEL PAIS

Algunas recomendaciones de lectura para conocer quién es el dinosaurio y porqué aún está allí cuando despertamos, es decir, para comprender la realidad y la historia de Guatemala, son: 


Guatemala: Linaje y Racismo (Capitulo I aqui pdf) (Marta Casaus A.)


Las Huellas de Guatemala (G. Porras), reseña pinche: aqui.

El Ascenso de las Elites industriales en Guatemala (P. Dosal)  reseña pinche aqui
Guatemala La HistoriaSilenciada (C. Sabino) solo disponible para compra 

La patria del Criollo , links para descargar aquí (Severo M. Pelaez)

Guatemala Memoria del Silencio (Comisión para el Esclarecimiento Histórico)PDF:

Acuerdos de Paz

"Ideologia Burguesa y Democracia" (A. Velasquez, 2014)  Reseña Aquí Sólo disponible para compra

"El Gobierno de las elites globales" (F. Valdez, 2015) Reseña Aqui Sólo disponible para compra

Otros links


Video en linea:

Saturday, 28 April 2012

Anamorfosis, Guatemorfosis, Metamorfosis....



Anamorfosis[1](1-4)

Anamorfosis: Es un efecto perspectivo utilizado en arte para forzar al observador a un determinado punto de vista preestablecido o privilegiado


Hay un cambio esperando por nosotros, y este cambio solo empieza si vos cambias. (R. Arjona)

La obesidad es un reflejo de malnutrición en los niños. En México, por ejemplo, 6 de cada 10 niños que viven en las delegaciones mas pobres se alimentan de “comida chatarra”, lo cual provoca obesidad, según revela la UACM[6]. Quienes padecen más de obesidad en México y EUA son las familias de ingresos bajos. Los determinantes de la demanda explican este fenómeno. El principal determinante de lo que las personas consumen es el nivel de ingresos disponibles de las personas versus el precio del producto. Paradójicamente la comida menos saludable es la más barata y accesible. “No es que la gente no sepa qué comer, el problema es que no le alcanza. Lo más cercano a una refacción son galletas y azúcares”. (Investigador de la UACM) ¿Cual es el valor nutricional de una Pepsi cola? Según las etiquetas aprobadas por la FDA, una lata de 12oz contiene el equivalente a 145 calorías, 0.5 gramos de sodio y 39 gramos de azúcar. Esto son 8 cucharaditas de azúcar. Además contiene cafeína pero cero nutrientes. Según estudio de la Universidad de Miami la ingesta de bebidas gaseosas aumenta el riesgo de padecer hipertensión arterial. El estudio también determina que las bebidas dietéticas aumentan el riesgo de sufrir problemas cerebro-vasculares. (PL 4.oct.2011). Aún más preocupante es la reciente publicación sobre la correlación entre los colorantes de las colas y algunos tipos de cancer, como el de prostata[7].
Por otro lado, Frito Lay (perteneciente a PepsiCo) estima que se consumen alrededor de 336 millones unidades de tortrix en un año en Guatemala[8]. Una bolsita (480 calorías) equivale a media hora de spinning, sin más aporte nutricional.
El problema cuando la comida chatarra es más accesible quienes necesitan más nutrientes. Una Pepsi en lata (Q.4.00) y una bolsa de tortillitas fritas (Q1.00) cuestan en total Q5.00, mientras que una manzana (Q2.00) y medio litro de leche (por no encontrarse en otra presentación de menor cantidad) (Q6.50), suman Q8.50.
Tanto la manzana como la leche representan más beneficios nutricionales que las comidas y bebidas chatarra: Un vaso de 240 ml de leche de vaca aporta el 23% de las recomendaciones dietéticas diarias de calcio para un adulto. Además la leche concentra vitamina D. Tomar leche facilita que en una misma porción de alimento la persona reciba varios nutrientes a la vez[9]Un niño en edad escolar que tome medio litro de leche al día, ingiere cerca de la mitad de las proteínas necesarias y más del 80 % del calcio y de vitamina B2. Por otro lado, una manzana proporciona 95 calorías, fibra, proteína, vitaminas A y C, calcio y hierro juntos.
En el mercado, se busca competir por más consumidores. Los enemigos de las aguas gaseosas son los jugos naturales, la leche o cualquier otra bebida, nutritiva o no, que pueda amenazar el consumo de la bebida carbonatada. Que empiece el debate.
Las fuentes y referencias pueden ser consultadas en www.guatemala2020.blogspot.com





([1]Anamórfosis Es un efecto perspectivo para forzar al observador a un determinado punto de vista preestablecido o privilegiado. Significa deformación de una imagen producida)


Anamorfosis (II de IV)

No acarrees consumidores. Sedúcelos, persuádelos y haz que ellos mismos vengan a ti. 
En el mercado se busca competir por más consumidores con el lucro como ultimo objetivo.

Propuesta de valor es un concepto de mercadeo: Para el diseño de una propuesta de valor se hace uso de análisis estadísticos y de segmentación de mercados, incluso actitudinales, para vincularlos a patrones de uso con los potenciales consumidores y donde las posibilidades de éxito comercial se maximizan al encontrar afinidad y relevancia entre los intereses de la demanda y la capacidad de la oferta. Es decir, encontrar lo que el publico desea y anhela para utilizarlo a favor del producto a mercadear.

La propuesta de valor es fundamental para el posicionamiento de una marca. En la ecuación costo-beneficio, el consumidor de comida chatarra pierde mas de lo que gana por lo que paga consumiendo bebidas y comidas que no aportan a su bienestar nutricional, como las bebidas carbonatadas y las galletas y frituras embolsadas.


Así las cosas, una propuesta de valor incluye hacerle creer al consumidor que esos productos de alguna forma le benefician. Las campañas nacionalistas o que apelen a los más nobles sentimientos y valores morales son las favoritas de los productos chatarra precisamente porque son efectivas, “encuentran afinidad en los intereses de la demanda” y aseguran el posicionamiento y lealtad a la marca: 
¿Quién negará a su país aunque a este se le agregue un apellido de frituras embolsadas a la "tor-trix"? 
¿Quién cuestionará el heroísmo, la libertad o la felicidad aunque esta sea enlatada y sólo sea una estrategia publicitaria para cautivar a más consumidores o a aquellos irreversiblemente leales seguidores de un producto, servicio y le agrego, religión o ideología política?
Mientras menos productos substitutos el consumidor perciba, mas garantía de mantener a un mercado cautivo habrá. Pregúntele a la Coca, a la Pepsi, a Starbucks u otros productos que han logrado seducir a sus consumidores convenciendoles que no hay producto igual a dichas marcas. Y los que provocan adicciones biológicas y potencialmente destructivas como el alcoholismo? He allí la importancia de la regulacíon de los mercados para evitar que se abuse del poder oligopólico que se evidencia en algunas marcas mencionadas.
El ideal para una empresa es establecer una relación de lealtad con sus consumidores e incluso crear nuevos consumidores adictos a una marca o producto. Es decir consumidores acríticos, desinformados o reaccionarios. Es decir que no cuestionan lo que compran pues se ha vuelto costumbre en la familia consumirlo entre generaciones. No es de extrañar, tomando en cuenta los millones de dólares dedicados exclusivamente a estrategias mercadológicas orientadas a dicho fin. Hay incluso fanaticos de marcas que coleccionan "memorabilia" de productos aunque estos sean potencialmente dañinos a la salud. Han sido condicionados cual perros Pavlovianos a salivar cuando escuchan la musica de un comercial o la efervescencia de su gaseosa.

Según el Centro para el control de enfermedades (CDC), en EUA más del 50% de la población mayor de 2 años son adictos a las colas[2]. Según Investopedia, las 4 marcas mas adictivas (probablemente por la lealtad de sus consumidores) son, en su orden: Coca Cola, Google, Disney y Apple[3].

Según notas de prensa, en el 2010, la empresa Cabcorp, que concentra el 41% del mercado en Guatemala (antitesis de la libre competencia), reportó un incremento del 7% de ventas y un 9% más en utilidades. El crecimiento de bebidas carbonatadas en 2011 fue de un 6%, o sea más que la tasa de crecimiento poblacional. ¿Cómo logra eso? 
Penetración de mercado, propuesta de valor y estrategias de mercadeo. Al final de cuentas las empresas de bebida y comida chatarra, al estilo de muchos gobiernos populistas en campaña regalan pelotas, patrocinan artistas, eventos deportivos y musicales y eluden impuestos al reportar dichos regalos como parte de su estrategia de mercadeo social, RSE y publicidad; pero sobre todo, penetran en el mercado exitosamente, consolidan su marca y generan lealtad en los consumidores. 
El poder mediático influye grandemente en las decisiones de compra y es así como se dinamizan los mercados imperfectamente competitivos como el de marras: en la diferenciación de sus productos incluyendo el crear un valor percibido de los mismos  a través del mercadeo. (continuará)


Amorfosis (III de IV)

Igual que vos, esta es mi tierra, esta es mi gente… mi país. (R. Arjona)


Aún sabiendo que son potencialmente dañinos para su salud, Pablito y Anita, de Panzós no compran bebidas gaseosas, galletas y papas fritas embolsadas por su valor nutritivo necesariamente. Lo hacen por su accesibilidad en la tienda de la esquina y por la reputación manufacturada mediáticamente de esos productos a través de estrategias de mercadeo. Además de su bajo precio relativo a otros más nutritivos, son más accesibles en la tienda de don Beto. Pero otra razón de preferencia más que la que dicta la pobreza y la eficiente distribución geográfica de dichas empresas es por lo que en mercadeo se llama compra impulsiva[4], es decir que el proceso de decisión de compra no conlleva mucho razonamiento y es allí donde la publicidad tiene mayor impacto sobre todo en consumidores no informados, acríticos, distraídos y fácilmente influenciables. De lo contrario nadie invertiría millones de dólares en campañas publicitarias, pautas televisivas y de radio, pelotas de futbol, o en comprar de artistas y hacer extraordinariamente bellos spots musicales con objetivos puramente comerciales, de posicionamiento de marca y de propuesta de valor. No en balde PepsiCo frente a la caída al valor de sus acciones de un 4%, eliminará 8,700 empleos e invertirá más en publicidad como estrategia en el 2012[5].
Y sobre la libertad. Cabe preguntarse hasta donde hay libertad de elección individual si una bebida gaseosa y una bolsita de comida chatarra son más baratas y accesibles a los niños que una manzana o un vaso de leche, si consumir dichos productos le hace sentir al consumidor tan guatemalteco como tú, como un heroe e incluso si existe presión de grupo por el ethos creado a favor de la comida chatarra con las campañas extraordinariamente bellas.
Por otro lado, los refrigeradores que las distribuidoras de aguas gaseosas prestan o alquilan a don Beto, el tendero, no pueden ser utilizados para guardar otro producto que no sea de esa embotelladora. Es decir, ni leche, ni carne, ni pescado, ni algún otro alimento más nutritivo o más importante en la escala  nutricional de los niños que el agua gaseosa o la cerveza que lo proporciona. ¿Que tipo de libertad, de patriotismo y de heroísmo tienen esas acciones al contrastarlas con la propuesta de valor que se predica en los anuncios?
Esos oceanos y esos lagos que se refiere Arjona y que tristemente no se ven por las vallas promocionales que reclaman el territorio “a la tortrix”, o que cuando se ven, están sobre-contaminados con latas, bolsitas de frituras, también son tu país y parte del paisaje de Guatemala.
Según la tesis Cum Laude de la Licda. Portocarrero, de la Universidad Francisco Marroquín, firmada por el entonces decano de economía y coincidentemente entonces vicepresidente financiero de la Pepsi, “las bebidas gaseosas compiten directamente con jugos, frescos y demás bebidas”. Las marcas que tienen mayor penetración en el mercado son Pepsi y coca y son esas las que más se toman en casa (28%) y en fiestas (52%). Continúa el estudio afirmando que “es muy común que el niño de entre 5 a 10 años se encuentre mas enterado que sus padres sobre las marcas y la propaganda de los productos ya que por naturaleza ellos tienen sus mentes abiertas a nuevos productos…”(Portocarrero, 2000) Otra tesis de la misma universidad  sugiere que “si se logra que un niño crezca con una marca, en el futuro se obtiene (sic) a un adulto leal” (Bermejo, `94).  
“Cuando estés tentado a fallarle a Guatemala, pensá que es tuya y que es fallarte a vos mismo.” Dice Ricardo. Talvez esa frase debiera ser aplicada como verbo y no sustantivo por quienes se pronuncian contra más impuestos o al recorte de la inversión pública. ¿Cómo financiar en quienes no tienen ingresos la educación de ciudadanos más críticos, mejor informados-as, con más oportunidades para acceder a empleos mejor remunerados y que por consiguiente puedan acceder a productos más nutritivos que a la comida chatarra que se promueve libremente?


Guatemorfosis (y IV)
La verdadera libertad es aquella de elegir y como seres inteligentes la debemos ejercer siempre que lo permitan nuestros ingresos.

La realidad de Guatemala es que el Gobierno no tiene suficiente dinero para atender los urgentes problemas de seguridad, de delincuencia, de educación, de salud y de nutrición. Por malos manejos por un lado, pero también porque 12 centavos por cada quetzal producido no son suficientes en un país donde 1 de cada 2 niños están condenados a la desnutrición. Solo el plan piloto de la súper tortilla costará Q20 millones, y el programa hambre cero Q2 mil millones. ¿De donde sacamos la plata para atender a esos niños que necesitan más pan que circo, más leche que Pepsi? ¿Qué volcán subimos? ¿A qué cantante llamamos para que nos levante los ánimos? La motivación es necesaria pero no suficiente.   
“Yo también quiero cambiar para que cambie lo que no quiero” y cambiar a mi país también implica cumplir, darle la mano a quien más necesita sin alardear, o eludir impuestos con millonarias campañas mediáticas que mas que resolver los problemas divierten a la ciudadanía y mantienen a los mercados en creciente concentración.
Cambiar que mis hijos se vean afectados por los problemas de salud que implica consumir comida y bebida chatarra es también cambiar Guatemala. ¿Cómo cambiar? Si soy de la pequeña proporción de chapines que tengo en mis manos la libertad de acceder y consumir bebidas gaseosas y frituras poco nutricionales, también en mis manos está la decisión de dejar de hacerlo a menos que mis ingresos me lo impidan o que me haya convertido en un ser robotizado, manipulable, irracional, acrítico o poco consciente de las consecuencias a la salud y sabiendo el daño que esa decisión implica. Es con mis actos que puedo cambiar lo que no me gusta y que hoy es la constante en Guatemala. 
Y no es mi culpa ni tu culpa no darte cuenta. Muchas veces, (si no todo el tiempo), muchas personas (si no todo el mundo) no vemos la película completa precisamente por estar bombardeados de publicidad y propaganda a favor del status quo, a favor del son que desean que bailemos quienes pagan la marimba. 
Escasos son los espacios públicos que no están ocupados por publicidad y propaganda de las más grandes industrias del país (esas que son grandes porque han sido protegidas por los gobiernos, que no permiten que otras empresas entren a competir con ellas y que tienen el país a su disposción para seguir manteniendo su poder oligopólico), posicionando en nuestra mente  las marcas que debemos comprar, comer y tomar.

Sería entonces bueno tomar decisiones de elección libres e inteligentes, independientemente de los esfuerzos mediáticos, los millones de dólares y las campañas bellas que hacen las empresas para crear valor en su marca, para persuadirnos que sus productos no  nutritivos e incluso potencialmente dañinos para la salud, son “buenos” porque apelan a nobles valores. O aquellos oligopolistas que por patrocinar eventos humanitarios sienten que tienen derecho de hablar más fuerte o crean opiniones favorables hacia sus practicas aunque sean poco eticas.
Otras nos hipnotizan con el futbol nacional o extranjero, otras nos distraen con falsas promesas y otras sencillamente quieren hacer callar a quienes, por cuestionarlas, consideran como enemigos.
Como el programa de radio del Grupo Intergeneracional que fue censurado, según los organizadores, por precisamente discutir sobre la campaña Guatemorfosis que Pepsi Cola patrocina. Como la actitud de evitar los conflictos en lugar de resolverlos por parte de pequeños empresarios que se ven amenazados por los grandes capitales y su poder mediatico, político y economico. Y sí, la campaña que puede ser muy positiva y darnos un mensaje inteligente que podemos absorber: “Cambiar para cambiar lo que no quiero” también implica visualizar a los más de 7 millones de guatemaltecos que no tienen opciones de elegir una alimentación sana por los motivos expuestos, es decir, por quien patrocina el mensaje con una especie de sarcasmo, doble moral o hipocresía social. Greenwashing se llama en Estados Unidos a estas practicas.

Sacar a Guatemala de la oscuridad y romper con ese ciclo que limita el desarrollo humano integral, concentrándolo en pocos y promueve un circulo de pobreza, insalubridad, malnutrición y miseria como la norma en las mayorías tambien puede ser parte de nuestro diario actuar. Vivamos donde vivamos, trabajemos donde trabajemos, creamos en lo que creamos. 


Es importante resaltar que en una Democracia ningún ciudadano o ciudadana debe tener más voz en las decisiones sociales por el tamaño de ceros en su chequera. Cada quien, independientemente de lo que haga, del dios que crea, de sus preferencias sexuales, de su afiliación etnica o política, de su genero, de su edad o de su posición economica, tiene el mismo derecho, la misma voz y el mismo voto. 


Es imperante tanto nutrir el capital social como promover información que propicie un debate necesario y a la altura de cualquier ciudadano inteligente y con criterio propio.

Abrir los ojos de algunos, estimular el debate de altura con evidencia, escribiendo con honesta brutalidad, con evidencia empírica, con seriedad, o sencillamente cuestionando con argumentos válidos a quienes nos quieren dar atol, (o talvez Pepsi), con el dedo es mi forma de cambiar Guatemala, mi país del cual también soy ciudadano, del cual estoy orgulloso y del cual algún día me propuse darle lo que pueda darle...esté donde esté...por convicción y no por compromiso.

Eso pienso.




El domingo 10 de marzo, PL publicó una respuesta de R. Arjona a sus críticos.

Entre otras cosas, R. Arjona dice: "Debo mencionar que la marca patrocinadora pudo inclinarse a la posibilidad de un comercial más festivo y sin fundamento y optó por la de un mensaje que provocara algo distinto."


Sin embargo, yo rebato esta idea con el argumento que esta serie de columnas presenta: Las empresas como Pepsi Cola (la marca patrocinadora), no buscan cambiar al país. Bien lo dijo mi colega y funcionario de la Pepsi C. Ralón en un artículo publicado en FB ante las críticas a la campaña Guatemorfosis: "¿De veras creen que el objetivo de la campaña es cambiar la compleja y problemática realidad del país con un spot publicitario de treinta segundos?, ¿O que la empresa busca que la gente “crea” eso, y que los problemas del país se solucionan recordándonos de lo lindo que es Tikal y Atitlán y lo buena onda que es el piñero, y lo ricas que son las tortillas?  Me parece un poco ingenuo si de veras creen en lo primero, y un tanto soberbio si es en lo segundo."


Las empresas en todo caso, buscan atraer más consumidores y vender más. La "propuesta de valor"  es efectiva cuando se utilizan argumentos como el video de "Mi País"... Creo que R. Arjona debería haberse mantenido haciendo lo que sabe hacer: Cantar, pues también el caería en lo que critica, entibiar sillas cuando compone canciones que no a todo el mundo le gustan.


A Ricardo Arjona talvez le falta aprender a digerir que no todo el mundo va a ser su fan o lo va a idolatrar y lo que el dice o hace no es necesariamente infalible o verdad absoluta. No hay una dicotomía entre aliarse a las empresas o ser resentidos. No son situaciones ni posturas mutuamente excluyentes como el sugiere. 


O talvez lo unico que desea es, cual mejor estilo populista o holliwoodesco, crear más polémica para levantar publicidad en torno a su imagen como artista... otra forma de promocionarse en los medios que tampoco es de mi agrado.


Yo dejo todo este show aquí pues creo que si analizamos las cosas con seriedad y le quitamos todo el ruido, la basura y como dicen aquí, el BS, quien lleva las de perder es quien no escucha y cierra sus oídos al debate constructivo. 

Fuentes:



[6] Universidad Autónoma de la Ciudad de Mexico
Otra fuente http://nepc.colorado.edu/files/CERU-0203-41-OWI.pdf

--------------------------

Copia de la primera parte de esta serie de articulos, editado y publicado en PL por motivos de espacio.. lo dejo para que conste, aunque no tiene mucha diferencia de fondo.



La obesidad es un reflejo de malnutrición en los niños.

Ante la descalificación frente a las campañas que han causado polémica en estos últimos días talvez sea necesario enmarcar otra visión más seria y que nos atañe a todos: la salud. En Guatemala, 1 de cada 2 niños sufre de desnutrición crónica. En México 6 de cada 10 niños que viven en las delegaciones mas pobres se alimentan de “comida chatarra”, lo cual provoca obesidad, (Universidad Autónoma de la Ciudad de México). Quienes padecen más de obesidad en son las familias de bajos ingresos. Los determinantes de la demanda explican este fenómeno. El principal determinante de lo que las personas consumen son los ingresos disponibles de las personas y el precio de los productos a los que tienen acceso. Paradójicamente la comida menos saludable es la más barata y viceversa. “No es que la gente no sepa qué comer, el problema es que no le alcanza. Lo más cercano a una refacción son galletas y azúcares”, manifiesta un investigador de la UACM.
¿Cual es el valor nutricional de una Pepsi? Según las etiquetas aprobadas por la FDA, una lata de 12oz contiene 145 calorías, 0.5 gramos de sodio, cafeína y 39 gramos de azúcar. (Equivalente a 8 cucharaditas de azúcar). Según la Universidad de Miami tomar bebidas gaseosas aumenta el riesgo de padecer hipertensión arterial. El estudio también determina que, para quienes huyen del azúcar o no quieren pasar 30 minutos en el gimnasio, las bebidas dietéticas aumentan riesgos de sufrir problemas cerebro-vasculares. Más preocupantes son las recientes publicaciones sobre la correlación entre el consumo de sodas y algunos tipos de cancer, como el de vejiga. (livestrong.org)
Por otro lado, FritoLay (perteneciente a PepsiCo) estima que en el país se consumen unas 336 millones unidades de tortrix por año, es decir 24 veces mas que la población total. Una bolsita (480 calorías) equivale a una sesión de spinning sin más aporte nutricional significativo.
El problema surge cuando la comida chatarra es más accesible a quienes necesitan más nutrientes. Una Pepsi lata y una bolsa de tortrix suman en total Q5.00, mientras que una manzana y medio litro de leche (por no encontrarse en otra presentación de menor cantidad), suman Q8.50 en total.
La manzana y la leche representan más beneficios nutricionales que las comidas y bebidas chatarra. Un vaso de 240 ml de leche de vaca aporta el 23% de las recomendaciones dietéticas diarias de calcio para un adulto y concentra vitamina D. Tomar leche facilita que en una misma porción de alimento la persona reciba varios nutrientes a la vez. Un niño en edad escolar que tome medio litro de leche al día, ingiere cerca de la mitad de las proteínas y más del 80 % del calcio y de vitamina B2 que necesita al día. Expertos recomiendan a los niños 2.5 vasos de leche al día. Una manzana proporciona 95 calorías, fibra, vitaminas A y C, proteína, calcio y hierro juntos. Expertos recomiendan 2.5 vasos de leche y 5 porciones de fruta al día a los niños.
Recordemos sin embargo que en el mercado se compite por más consumidores. Los enemigos de las aguas gaseosas son los jugos naturales, agua pura, leche y cualquier otra bebida que pueda amenazar su consumo. No es de extrañar que las empresas de comida chatarra apelen en sus campañas a lo que le producto en sí no proporciona y acudan al fomento de sentimientos positivos y mensajes motivacionales. Campañas muy hermosas que buscan que se consuma más del producto. Campañas que apelan a los valores de los cuales los guatemaltecos estamos sedientos, pero con consecuencias indeseables para la salud de quienes consumen el producto. No es de extrañar que el mayor porcentaje del presupuesto de esas empresas sea dedicado a la publicidad y promoción. (continuará)




Monday, 16 April 2012

Carta de un optimista

Hoy me levante con el pie derecho, como la ideología que debo compartir para no ser criticado ni basureado por compatriotas o no vaya a ser que me regañe el cantautor. La verdad es que yo veo el vaso siempre medio lleno, aunque no esté a la mitad.
Al encender la radio, la marca de aguas me recuerda que debo ser positivo y no quejarme de nada. Los columnistas dicen que hay que juntarnos con personas positivas, bonitas, de buen vestir y no con la indiada y los shumos que protestan por todo.
Debo celebrar que Guatemala esta avanzando. La semana pasada el Gobierno indico que para atraer inversión van a extender los incentivos fiscales. Es decir, menos impuestos para darle trabajo a los chapines que viven con míseros sueldos en el campo y se reproducen como cuyos. Sin mayores impuestos y con salarios de subsistencia, la gente del campo debiera estar agradecida con esas embotelladoras y maquiladoras que les dan chance. Aunque el sueldo no alcance para pagar educación, salud, transporte, utiles, uniformes, el super, ropa, y no digamos si quieren ir algun domingo al cine o a pollo campero. Que sean optimistas y no se quejen! Al menos chance tienen.
Sin embargo le pregunto a mi mama porque la pobreza ha aumentado en los últimos años y porque después de casi 20 anos de políticas orientadas al crecimiento económico como privatizaciones, apertura de mercados, maquiladoras, libre comercio con los EUA y el fomento a la inversión compitiendo con países como China e India en mano de obra pagada a salarios menores que la canasta básica vital, aun no superamos los 4.5 anos de educación promedio, 1 de cada 2 niños esta desnutrido y 6 de cada 10 viven debajo de la línea de pobreza.
Mi madre me calla. Me dice que hay que ver el lado bueno, el lado positivo a las cosas. Como Arjona. Que siendo Chapín ve todo muy lindo y no se enfoca en lo negativo del país. Eso es para quienes entibian sillas y no hacen nada mas que quejarse. Aunque las columnas de opinión que mi mamá dice que no hay que leer son las que me han enseñado más que lo que los anuncios -que escucho a cada rato- de Pepsi, de la minera o el azúcar me enseñan. Me abren más los ojos de lo que el pastor me cuenta en el servicio del domingo y me dan más informacíon de lo que me enseñaron en “estudios sociales” en el colegio. No entiendo porqué la gana de descalificarlos. Talvez haya alguien a que le incomoda que alguien difunda esas verdades inconvenientes. Pero le hago caso a mi mamá.
Sigo con mi actitud positiva y me entero en la prensa que los diputados van a dejar por un lado la ley de desarrollo rural. Le veo el lado positivo: ni se de que se trata esa ley y no me importa pues no vivo en el campo.
Listo, ya puedo seguir buscando las noticias buenas en la prensa… a ver...paso las paginas… más páginas... mmm... no sé porque la prensa se empecina en publicar cosas malas y negativas: Asesinatos, robos, extorsiones, pobreza, desnutrición, racismo... Debiera solo publicar los éxitos y lo bueno que pasa en el país. Para que vivamos felices todos en Guatemorfosis, o era GuateAmala?
Salgo afuera donde carros polarizados pasan frente a mi y se oyen disparos a diario. Los hombres armados son parte del paisaje y me digo a mi mismo: que bueno que hay armas para defendernos! Aun sin entender eso que dije soy consecuente y me recuerdo que ante todo debo ser positivo!
El bus en el que viajo va lleno. Se suben dos tipos y roban a todos los pasajeros. Una pasajera entra en pánico y se lanza afuera con el bus en marcha. Lamentablemente fallece por los golpes. Quiero verle el lado positivo a ese trágico suceso. Pero no soy tan cínico. Mi ética no me deja. Los anuncios anuncian que Guate debe cambiar si yo cambio. Por eso me da miedo comentar lo que paso con mis amigos, pues me van a decir que si sigo hablando mal de Guatemala me van a etiquetar como cangrejo. Que mejor me calle y viva la vida distraído, tomando aguas gaseosas, yendo a conciertos, o mejor aun, viendo futbol extranjero para no salir de la casa y saturarme de publicidad. A mi hermana le robaron antier el celular y probablemente es el mismo que están usando hoy para extorsionar a los vecinos. Pero sigo siendo positivo: Llego a la conclusión de que en Guatemala las cosas van a cambiar si cambio mi actitud y Asumo que nada pasa.
There was an error in this gadget