Tuesday, 16 April 2013

¿De que paz habla Señor presidente?


¿De que paz habla Señor presidente?

La “oficial” y “Diplomatica que usted firmo” - la políticamente correcta- o la PAZ Real, la que todos anhelamos en Guatemala…? En 2012, el Índice Global de Paz, Guatemala se encontraba en la posición 124 de 158 países, con una puntuación de 2.3 sobre 5 puntos. ¿.De cuál l paz habla entonces señor Presidente? De esa que nos posiciona entre los ultimos lugares del Indice de Paz Global? (Fuente:http://www.fundesa.org.gt/cms/content/files/publicaciones/Boletin_de_Desarrollo_Indice_Global_de_Paz.pdf ) Esa paz que no ha existido en el pais aun desde que se firmaron los acuerdos en 1996? Como preservar algo que no existe Senor Presidente?
(c) Samuel Perez, 2012
El argumento de que la paz está en peligro deja mucho que desear de la capacidad política argumentativa ante la coyuntura, pero peor aun, proviniendo del Presidente de la Nación  quien en lugar de tomar postura, debiera promover la unidad nacional y alejarse de cualquier influencia o presión que pueda hacer ruido en el proceso legal que se lleva a cabo.
Implícitamente con esas aseveraciones, ademas de engendrar terror y temor en la población, se acepta que la ausencia de paz (es decir, el Conflicto Armado Interno) tuvo una raíz endógena y no el discurso ideológico que se utiliza para justificar las matanzas y la intervención militar contrainsurgente en su momento: “Se defiende al pais de la amenaza del comunismo.”(ej. Decreto 59 de la Junta de Gobierno, 26 de agosto de 1954 fuente: Memoria del Silencio http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/cap1/ante.html)
Por un lado, las causas del conflicto armado interno no fueron necesaria y exclusivamente ideológicas y por otro, hoy no existe tal amenaza pues los tiempos han cambiado y el comunismo está enterrado en el contexto geopolítico actual.
Dice el presidente Perez Molina, que el “El que llegue a "consumarse" la acusación de Genocidio, implicará "serios peligros para nuestro país, incluyendo una agudización de la polarización social y política que revertirá la paz hasta ahora alcanzada". (fuente SigloXXI http://www.s21.com.gt/nacionales/2013/04/16/perez-coincide-que-juicio-genocidio-hace-peligrar-paz)
Pero de que paz ahora alcanzada habla, Senor Presidente? El estado del pais actualmente es de violencia aguda y estructural, de una especie de guerra civil no declarada. Los muertos acumulados contabilizados por la violencia en Guatemala no difieren mucho a los muertos durante la guerra. “Las cifras del conflicto hablan de 200 mil víctimas y desaparecidos, según los informes de la Comisión de Esclarecimiento Histórico (CEH) y de la Recuperación de la Memoria Histórica (Rehmi), lo que señala una media de cinco mil 500 asesinatos al año. La anual de los 13 años de paz es de algo más de cuatro mil 600 asesinatos, con una tendencia al alza, lo que no supone una gran diferencia entre la paz y la guerra. “Desde 1997 —luego de la firma de los acuerdos de paz— se han producido en el país casi 60 mil asesinatos de hombres y mujeres, cifra que coloca al país en uno de los peores lugares del mundo sobre tasa de crímenes, que alcanzó en el 2008 los 48 homicidios por cada cien mil habitantes.” (fuente: http://www.prensalibre.com/noticias/Victimas-tiempo-paz-superan-guerra_0_77993878.html)
Si queremos realmente preservar la paz debemos revisar profunda y honestamente el modelo de sociedad en que descansa Guatemala en la actualidad. La estructura económica a excluyente y fundamentalmente asimétrica a en cuanto a equidad en el acceso a recursos productivos y mercados, el racismo sistemáticamente enraizado y pobreza estructural, han minado desde siempre oportunidades de desarrollo económico  social y humano y con ello la posibilidades de movilidad social y acceder a mayores grados de libertad individual a las mayorías de la población Guatemalteca.
Si queremos preservar la paz empecemos a sembrarla desde sus raíces.
Las consecuencias de esas condiciones estructurales de una sociedad enferma producen consecuencias nefastas para las presentes y futuras generaciones.
Es momento de tomar un respiro, rescatar lo que se debe rescatar de este torbellino polarizante que un juicio inevitable en el país ocasiona.
La polarización n social del momento lamentablemente no se generó espontáneamente. Es honesto reflexionar como el poder mediático o de un cartel de columnistas representantes de la elite inician un debate irrelevante con el único objetivo de fomentar la discordia y abrir mas las brechas, polarizando a la población. Qué necesidad y urgencia hay que imprimir calcomanías, insertar panfletos en los periódicos, escribir columnas de opinión y declarar en medios de comunicación social a diestra y siniestra el mensaje de que en Guatemala no hubo Genocidio? No es esa una interferencia directa en el sistema jurídico? No es eso una intromisión política a un proceso eminentemente legal?
Es que si asi son las vísperas, cómo o serán las fiestas, después de que el tribunal dictamine su fallo? Es esa la Guatemala que respeta al Estado de Derecho que tanto anhelamos los y las Guatemaltecas? Es asi como se construye futuro?
Dejemos al tribunal que siga su proceso sin interferencias. Demosle el beneficio de la duda al Estado de Derecho y al sistema Jurídico del País.  Si no lo hacemos ahora, Cuándo?

No comments:

There was an error in this gadget