Sunday, 19 April 2009

Lo bueno lo malo y lo feo de Proreforma.

Abraham Samuel Perez / www.guatemala2020.blogspot.com
El presidente Chávez promovió en Venezuela una reforma a la constitución para mantenerse en el poder usando estrategias mediáticas populistas muy efectivas. En Guatemala pareciera que se da algo con las mismas características, con el mismo objetivo pero desde otro espectro ideológico. Hace falta una evaluación objetiva, fundamentada y no polarizante en el debate que permitan a la ciudadanía tomar sus decisiones antes de dejarse llevar por corrientes mediáticas a favor o en contra de algo tan fundamental como cambiar la estructura económica y política del País como lo plantea el movimiento Proreforma. Lo bueno: Me parece muy acertado que un grupo de ciudadanos propongan democráticamente una reestructura del Estado pasando del presidencialismo al parlamentarismo. La forma de reformar el Estado sin usar las armas muestra que existe madurez democrática en el país. Proreforma tiene algunas propuestas específicas en la modificación a la constitución que pueden tener consecuencias positivas y que podrían cambiarse modificando leyes sin necesidad de reformar toda La Constitución. Por ejemplo, la propuesta de eliminar la elección de diputados por planilla, que los gobernadores sean electos por departamento o que exista un procedimiento para revocar el mandato presidencial cada dos años. Medidas que pueden hacer más dinámica y representativa la democracia pero que no ameritan una reforma a toda la Constitución. Lo malo: Los cambios que Proreforma plantea en todo su conjunto responden a una visión de Estado que no ha sido discutida ni mucho menos consensuada por la población. Sin embargo proreforma pide que se reforme todo o nada y ese es un gran error de la propuesta por el cual vemos difícil que la propuesta pase. El supuesto de Proreforma para modificar las leyes que pretende modificar es establecer las bases para un sistema económico al estilo de un experimento económico. Es decir, un modelo que anula la capacidad de intervención del Gobierno en el desarrollo humano sin que este modelo haya sido discutido ni evaluado por la sociedad en su conjunto. Digo experimento porque dicho modelo teórico no ha sido probado en ningún país del mundo con la estructura imperante en Guatemala (mercados imperfectos, mayoría de la población en pobreza, concentración de los ingresos, débil institucionalidad, baja cultura democrática y participación, etc.) lo cual coloca al futuro del país en una situación vulnerable y arriesgada. Arrogarse la propuesta del cambio del sistema económico y político del país unilateralmente causa temor y desconfianza en la población. Las firmas que apoyan la iniciativa fueron inducidas en kioscos y motivadas por la publicidad o la desesperación ante la crisis de violencia imperante sin que las personas conozcan a fondo la propuesta que firmaron. Los supuestos del libre mercado para que permita el desarrollo de los ciudadanos por sobre el crecimiento económico desigual (como ha sido al momento), no se han cumplido y muestran aún signos de estancamiento o retroceso por lo que pretender liberalizar la economía con una propuesta de modificación del Estado (conjunto de leyes y reguladores) sin establecer un consenso nacional, es irresponsable y pone en peligro el bienestar humano del guatemalteco promedio. Por otro lado, la minoría de edad y requisitos para ser electos excluye a la mayoría de la población (joven y que no vive en la capital) en la toma de decisiones nacionales limitando su participación en el Senado; la permanencia de 15 años por los senadores enquistando y minando la oxigenación intergeneracional que una democracia representativa busca es otro asunto no trivial que debe debatirse antes de someter la propuesta a consulta popular. Lo feo. La forma de vender la propuesta a la ciudadanía: La millonaria campaña publicitaria y propagandística que se ha hecho a prerreforma, sobre todo en tiempos de crisis con una promesa cuestionable: erradicación de la violencia y la pobreza desde una particular perspectiva. Es algo así como los jabones que prometen que la gente adelgace. No lo encuentro mal, pues en una Democracia los grupos representados en el país tienen igualdad de derechos para plantear propuestas y publicitarlas. Sin embargo, existiendo esfuerzos consensuados como el plan Visión de País, las mesas de dialogo intersectorial y los acuerdos de paz en la agenda deben de ser utilizados como insumos para trabajar en las metas de desarrollo como los Guatemaltecos conjuntamente lo hemos definido en un esfuerzo mutuo que ha llevado años lograr. Hacer un referéndum en tiempos de crisis tampoco es aconsejable pues las decisiones se toman por desesperación y no por conocimiento. Una campaña que promete erradicar la pobreza y la violencia con una firma suena tan demagógica como la campaña Venezolana para mantener en el poder al presidente hasta el año 2019.
Proreforma es una apuesta paradójica en tiempos en que las economías del mundo fortalecen los Estados para enfrentar los retos que el Siglo XXI actualmente nos presenta, como la crisis financiera, problemas ambientales y la inquietante desigualdad creciente, precisamente para permitir que los mercados estén en función del desarrollo humano, incluyendo la libertad personal. Probablemente pueda rescatarse algunos puntos de la propuesta sin necesidad de cambiar toda la constitución. De no ser así, al igual que muchos guatemaltecos yo no apoyaría la propuesta de Proreforma pues como experimento en lugar de enderezar la nave estaríamos condenándola a su eventual hundimiento.

¿Igualdad de derechos o de oportunidades?

Lic. Abraham Samuel Perez samperez@url.edu.gt
Jorge y María nacieron el mismo día. Jorge nació en la capital. Sus padres le subsidiaron educación privada completa. Sabe usar la computadora y habla ingles. Le vacunaron contra las principales enfermedades de la época, le compraron ropa adecuada durante su niñez y lo alimentaron los 3 tiempos. A los 18 años Jorge debía salir de su casa a ganarse la vida. María no tuvo la misma suerte. Nació en Chimaltenango. Cursó hasta 3º primaria en la escuela pública. El resto lo fue aprendiendo en el camino con lo que veía en su entorno. Comía una vez al día más su galleta escolar. Antes de los 18 años María salió al mundo a ganarse la vida. Jorge recibió la herencia de sus padres: casa y ahorros, así como educación y salud. María no recibió nada. María no tenía conocimiento de los métodos de planificación familiar y hoy es madre soltera. Le cuesta desenvolverse en el mundo globalizado pues no habla inglés. Sin embargo su actitud es optimista. Siempre ha buscado trabajo para su sustento y el de sus hijos. Trabajó en la maquila pero desde que la planta cerró se dedica a la venta de Cds pirata en la calle. Gana más así. Es emprendedora pues a pesar de sus deficiencias educativas enfrenta los retos con buena actitud. “Los buenos guatemaltecos trabajamos duro para comer”, dice. Aunque quisiera poner su negocio propio no consigue préstamos pues no cuenta con activos como garantía. Lo que ha logrado ha sido con esfuerzo propio y sentido común: compra y vende. La ganancia es para los gastos de sus hijos. Aunque alquila una casita en la zona 18 no le alcanza para ahorrar. Su aspiración era ser estilista de belleza. Hoy sus sueños se concentran en mantener a sus hijos vestidos y alimentados con la venta de los Cds en el semáforo. No podrá pagarles colegio privado, y aunque no quiere el mismo futuro para sus hijos, ve que las escuelas siguen cerradas por la huelga. Le preocupa que sus hijos de grandes se integren a una mara, como los de la vecina. ¿Y Jorge? Igual de emprendedor. Con sus capacidades y conocimientos investigó que gracias al TLC puede exportar juguetes sin aranceles a los EUA. Consiguió un préstamo y hoy hace negocios por la Web. Jorge a los 25 años tiene carro propio y enganchada su casa. Se casará el año próximo. En el semáforo Jorge compra un Cd a María. El no se preocupa por ella. Aunque le duele, piensa: “cada uno es responsable de su propia vida, ambos nacimos en Guatemala y tenemos los mismos derechos”. “Si ella es pobre es porque quiere serlo”. Jorge deberá ir a pagar el seguro del carro pues es la 3ª vez que le rompen el vidrio. Además se le entraron los ladrones a la casa y ayer hubo balacera cerca del negocio. “Guatemala está mal”, piensa. En Guatemala, al menos 6 de cada 10 son Marías y el resto estamos entre los Jorges. ¿Cómo solucionamos esta realidad? ¿Manteniendo la igualdad de derechos o proporcionando igualdad de oportunidades?
There was an error in this gadget