Monday, 18 April 2011

La humanidad al borde



La humanidad al borde.
Abraham Samuel Perez de Leon samperez1@gmail.com
La cantidad y la robustez de la data no dan cabida a dudas o al cinismo: Nunca antes en la historia documentada, el planeta tierra ha mostrado haber llegado a su máxima capacidad de absorción del impacto humano sobre la biodiversidad y su potencialidad de regeneración. ¿Recursos o ecosistemas? Talvez este sea el génesis del problema: En nuestro afán de creer que resolvimos el problema económico humano hemos construido un paradigma en el cual los ecosistemas y la naturaleza misma se interpretan como “recursos” para producir bienes y servicios. Razonamiento relativamente comprensible, aunque ingenuo, pues el contexto en el cual el modelo económico imperante fue abordado políticamente no daba cabida a la variable ambiental, a las externalidades negativas en los ecosistemas y formas de vida o a los impactos al entorno como consecuencia de la producción y las economías basadas en más consumo desechable. Si ese modelo macroeconómico de variables a nivel agregado basado en el marco de los mercados y utilizando al sistema de cuentas nacionales como indicadores, que tiene menos de 100 años de ser aplicado sistemáticamente, muestra señales de ser imperfecto, ecológicamente inviable y endémicamente vulnerable, será posible entonces cambiar de paradigma?  Es decir, en lugar de ver a los ecosistemas y la biodiversidad como recursos para extracción, transformación y producción de productos no biodegradables ni ecológicamente viables, a uno de comprendernos como parte integral de un ecosistema del cual somos parte?
Y es que probablemente ese Armagedon y Apocalipsis del que habla la Biblia, esas Profecias Mayas que tanto ruido hacen en estos días talvez no están tan errados y probablemente no se refieran solo a sus “fantasías animadas” o a “escenarios fatalistas” y marketing sensacionalista.
Con la seriedad que el tema debe ser abordado, fundamentado en data y evidencia, el planeta no aguanta el estilo de vida -basado en un consumo ergo, producción desmedida- de los habitantes de la especie “sapiens” sin la evidente capacidad de autorregulación o la regulación exogena. Es decir, el modelo de producción y consumo usando los recursos como si fueran ilimitados ha llegado a su fin en su ciclo. Debemos ser realistas y apelar a nuestra naturaleza racional como especie inteligente.
Los escenarios que se presentan no implican, como algunos pretenden hacer creer, que el mundo va a explotar o va a desaparecer. Los escenarios que las proyecciones científicas presentan implican la vulnerabilidad de los ecosistemas para sostener a la especie humana. Asi como se extinguieron los terópodos, asi como se extinguen especies como parte del ciclo de la tierra, así se observa el escenario en un mediano plazo, lo relevante del caso es que esta vez la pregunta es hasta que punto es la especie humana la que esta en vías de extinción. La humanidad se encuentra en el punto de inflexión para tomar medidas. Se aborda por medio de la oferta (cambiando las formas de producción/distribución), se aborda del lado de la demanda. (Modelo de consumo, estilo de vida de algunas sociedades e incluso de reducir tasas de fertilidad) o ambas, que no son mutuamente excluyentes. O se cambia el paradigma de sobrevivencia en el planeta de uno arrogante en que el ser humano se asume por encima de todas las especies a otro que el ser humano comprende humildemente su interacción integral con otros ecosistemas. Para los ecosistemas no hay fronteras políticas, sin embargo las politicas dentro de las fronteras impactan a los ecosistemas. Hace 50 años hablar de estos temas era estigmatizado e incluso irrelevante por parte de las industrias que se benefician de los incentivos económicos que brinda la destrucción de la biodiversidad a cambio de retornos financieros sin reparar en los costos sociales y ambientales. Hoy por hoy, existe suficiente evidencia que debe nutrir y robustecer el debate sobre el futuro inmediato de la humanidad. Es que en pocos años el debate podría cambiar de cómo revertir los procesos a cómo enfrentar una eventual desaparición de la especie humana? Usted diga.

No comments:

There was an error in this gadget