Sunday, 9 August 2009

La agenda económica de la nueva Izquierda (y II)

Mencionaba en mi última columna que el pensamiento de la izquierda postmoderna ya no tiene como referente al fallido comunismo. Reconoce la eficiencia de los mercados pero busca moderar el crecimiento económico aparentemente ilimitado para darle paso a variables de bienestar humano, equidad social y equilibrio ambiental. Aunque todas las economías son mixtas, algunas se inclinan más hacia el paradigma de la equidad y el desarrollo social y otras hacia el de la eficiencia, crecimiento económico y productividad. Debemos recordar que ninguna economía es químicamente pura y que un total laissez faire es utópico. Dinamarca, Suecia, Finlandia o Francia son economías mixtas que muestran un papel activo del Estado, lo que algunos llaman Estado Benefactor y otros le llaman socialismo. La intervención del Gobierno en estas economías en el 2007[1] es de más del 50% del PIB. Cabe mencionar que dedican un promedio de 2.5 del PIB en investigación y desarrollo. (Desarrollo tecnológico, investigación científica, etc.)

Sin embargo, en esos países la velocidad en la productividad se ha frenado comparado con economías como USA o Hong Kong, que muestra una evolución dinámica, pujante y creciente en materia de producción de bienes y servicios y en alguna medida, creación de puestos de trabajo e incrementos a la productividad y la eficiencia. Países que al contar con un sistema de Gobierno pasivo permite que el crecimiento económico sea dinámico y acelerado. (aún así el gasto del Gobierno Federal es de 16% del Pib, los Estados invierten en promedio una tercera parte de la producción y la educación es pública hasta la secundaria y las universidades son fuertemente subsidiadas).

No es casualidad que sean estas economías las que presentan los más altos índices de desarrollo humano o de calidad de vida más altos que las economías que le apuestan al crecimiento acelerado dejando por un lado variables de desarrollo humano fundamentales. (Pobreza absoluta, inequidad, violencia, protección ambiental, derechos de la mujer, respeto a diferencias, etc.) Basta ver el caso de Guatemala, donde el Estado además de débil es capturado por intereses corporativos y no cumple su papel en beneficio del desarrollo de la población.

Los puntos de la agenda de la nueva izquierda en Guatemala podrían enmarcarse en:

1. El fortalecimiento de las instituciones públicas de acuerdo a los objetivos de nación establecidos por la misma población, erradicando la corrupción, el corporativismo y promoviendo la transparencia.

2. La inversión en capital humano no solo en función del incremento de productividad sino en el desarrollo integral facilitando el acceso a recursos productivos con equidad.

3. La promoción de los emprendimientos individuales, tanto empresariales como sociales pero con un enfoque de sostenibilidad ambiental, social y cultural.

4. La dinamización de la competencia, rompiendo la estructura oligopólica de principales productos y la concentración de capital y recursos productivos que minan el potencial crecimiento economico del país.

5. Liberar al estado de su captura por grupos de poder fáctico.

6. Fortalecimiento del Estado de Derecho y la descentralización política y productiva.

7. La oxigenación de los mercados permitiendo la creación en incorporación de nuevas empresas así como en el sistema financiero promoviendo la participación en la propiedad a través de un mercado de valores dinámico y abierto.

8. La inversión social. Fortalecer el sistema de justicia pero mantener el papel del Estado en la Inversión en capital humano. Garantizar que esos servicios lleguen, ya sea proporcionados directamente o por medio de alianzas con el empresariado en la administración de los servicios públicos.

9. Las relaciones internacionales con otras economías favoreciendo intercambios comerciales con calidad y responsabilidad social, ambiental y cultural.

Promoción del crecimiento económico de calidad. /(es decir, reduciendo asimetrías y concentración de riqueza, reduciendo externalidades negativas y rompiendo estructuras de mercado imperfectas) Abordar el mercado pero permitiéndole funcionar, esto es reparando sus fallas. En resumen: Eliminar asimetrías para competir (desigualdades), ejercer un papel activo en la protección de los sistemas ambientales y reducir las externalidades negativas a su mínima expresión, romper con los mercados poco competitivos y priorizar activamente la provisión de bienes públicos que el mercado no pude por sí brindar.

Nos encontramos como humanidad en un momento histórico en que se debate la conformación de un sistema que funcione para las personas, incluyendo los ecosistemas y no las ideologías absolutistas que anteponen al mercado o al Estado como fin último y donde el Ser Humano sirve al sistema en lugar de servirse de él. Esa es la agenda de la nueva izquierda. Una agenda con bastantes retos, con muchos obstáculos, sobre todo en reformas sustantivas en el país, pero con objetivos de desarrollo, que en algún momento comenzarán a brindar frutos para las nuevas generaciones de Chapines.

Una nueva izquierda que ojala considerase algún día ser el génesis de una nueva derecha. Una derecha progresista y con enfoque humano. Esa que aprendió de los errores del pasado y ve hacia el futuro con esperanza de bienestar humano, ecológico y social. Es decir, mejor calidad de vida por sobre la conveniencia de incrementar la capacidad de consumo del individuo exclusivamente.

País

Gasto Gobierno % PIB

Índice de Desarrollo Humano/120 países(2006)

Esperanza de Vida (años)

Inscripción escolar bruta (hasta bachilleratos)

Gini (desigualdad en distribucion de ingresos)

1=desigualdad

0= igualdad

Suecia

58%

80.7 años

94%

Finlandia

54.2%

12

79.1

100%

0.26 (2005)

Francia

61.1%

11º

80.4

95%

0.28 (2005)

USA

34.6%

15º

78

92%

0.45 (2007)

Dinamarca

58.1%

13º

78

100%

0.24(2005)

Guatemala

16%

121

70

67%

0.55 (2007)

Hong Kong

17%

22

82

74%

0.52 (2001)

No comments:

Blog Archive

There was an error in this gadget