Thursday, 14 May 2009

País dividido… País unido

La muerte del abogado Rodrigo Rosenberg así como las muertes de mas 20 guatemaltecos diarios en promedio son suficiente motivo para unirnos y exigir que en Guatemala se garantice lo que la constitución de la republica predica en sus primeros 3 artículos. El problema ahora es que se utilice la muerte de Rodrigo por grupos paralelos organizados para llevar agua a su molino. El Guatemalteco promedio que está harto de vivir en un país sin futuro tiene una única consigna en la cabeza: Basta ya de violencia!
Desde el momento que la muerte de Rodrigo Rosenberg se utilice para canalizar fuerzas a algún grupo con fines e intereses políticos, sectarios o de poder, se está manchando la memoria de la víctima y se desvirtúa toda intención legítima e inocente corriendo el riesgo de que la apatía vuelva a ser la mayor fuerza que une a los guatemaltecos y peor aún, haciendo más vulnerable la Democracia en Guatemala.
Bien dice el dicho que en río revuelto ganancia de pescadores y eso sería lo más repudiable que puede pasar en estos momentos. Lo que sí es cierto es que esta es la mejor oportunidad para unir fuerzas y construir un nuevo país entre todos. Es la adversidad que nos puede encender la conciencia de que la pobreza del otro me afecta a mí y la corrupción o la violación de la ley cometida ayer cae, cual karma, de vuelta como una escupida al cielo en uno mismo y en las futuras generaciones.
La investigación del asesinato de Rosenberg y Musa debemos exigirla con fuerza, lo cual implica una constante vigilancia ciudadana y acompañamiento internacional para garantizar la transparencia en el proceso. Es imprescindible que los guatemaltecos seamos participativos pero críticos a la vez y medir qué es realmente lo que estamos pidiendo y cual es el objetivo de nuestra participación y manifestación. Mientras algunos grupos manifiestan a favor del presidente otros lo hacen en contra. ¿Qué es la consigna al final del día? ¿Destituir al presidente? ¿Defenderlo? ¿O que se establezca un proceso justo y limpio para dar con la verdad de este asqueroso y repudiable crimen? La gente está sedienta de justicia y hambrienta de seguridad. Y la sed y el hambre minan la razón. Si la manifestación se polariza entre quienes defienden al presidente versus quienes lo apoyan se desvirtuará el objetivo de la misma que debiera ser la búsqueda de la verdad y el ejercicio de la justicia sin distinción. Es decir, es el mejor momento para darle la fortaleza al Estado de Derecho y a la Institucionalidad en el país. Pero es el peor momento para crear más caos y anarquía polarizándonos una vez mas entre los “buenos” y los “malos”, los “ricos” y los “pobres”, los de "la provincia" y "los de la capital", etc.
Lo que queremos los guatemaltecos es justicia, es la construcción de un nuevo país, es erradicar la cultura de la muerte, la impunidad y la violencia y darle las posibilidades de futuro a los Guatemaltecos y de hacer de nuevo viable a Guatemala.
¿Cuántos no criticamos el congestionamiento de trafico que ocasionó la manifestación de los pilotos de bus hace unos meses? ¿Cuántos no criticamos a las víctimas de las aldeas arrasadas cuando marchaban exigiendo justicia con declaraciones peyorativas como: "indios huevones sin nada que hacer que solo estorbando y cagándose en el tráfico están"? (extraído de un blog reciente ante una noticia de manifestación).
Talvez es el momento de reflexionar y ver la sociedad que hemos construido. Talvez es un buen momento para pasar de ser de un país dividido a un país unido. Talvez hoy es otro buen momento para pensar sobre la importancia de construir una nueva sociedad, más unida y más sensible, más preocupada y menos apática, más democrática y menos anarquista, mas compasiva y menos egoísta y empezar a vernos como un todo, en lugar de atomizarnos y encerrarnos individualmente procurando salvarnos a nosotros mismos y dejar huérfano a ese ente abstracto que llamamos “nuestra patria”. Mis condolencias a los deudos de la familia Rosenberg pero también para los de todas las personas que han fallecido en Guatemala como consecuencia de la violencia que se vive. Yo también protesto y me uno para exigir justicia.

4 comments:

Anonymous said...

Comparto lo expuesto. Me permitiré resaltar dos puntos claves en esta coyuntura: el primero, es fundamental que el objetivo de las manifestaciones que se están llevando acabo tengan bien definido el objetivo (aunque pueden haber varios, debería priorizarse uno sólo)...y yo opino que debería ser exigir persistentemente "LA RENUNCIA DEL ACTUAL PRESIDENTE"; y segundo, para darle sostenibilidad a lo que suscita -me refiero a las manifestaciones de los guatemaltecos- debemos exigir el monitoreo y seguimiento permanente y hasta el final -es decir, hasta que se alcance el objetivo supremo- de la recolección de firmas exigiendo la renuncia del Presidente. Exijamos a los medios nacionales e internacionales así como a la institucionalidad, darle reconocimiento, importancia y validez a estas firmas recolectadas "SON UN INSTRUMENTO REALMENTE CLAVE EN ESTA COYUNTURA". Es importante que nos mantengamos unidos pero para ello debemos ser PRECISOS, CLAROS Y DIRECTOS en nuestra demanda y no generalizar ya que de eso se han valido muchas administraciones de gobierno.

Karin Lorente said...

Comparto lo expuesto. Me permitiré resaltar dos puntos claves en esta coyuntura: el primero, es fundamental que el objetivo de las manifestaciones que se están llevando acabo tengan bien definido el objetivo (aunque pueden haber varios, debería priorizarse uno sólo)...y yo opino que debería ser exigir persistentemente "LA RENUNCIA DEL ACTUAL PRESIDENTE"; y segundo, para darle sostenibilidad a lo que suscita -me refiero a las manifestaciones de los guatemaltecos- debemos exigir el monitoreo y seguimiento permanente y hasta el final -es decir, hasta que se alcance el objetivo supremo- de la recolección de firmas exigiendo la renuncia del Presidente. Exijamos a los medios nacionales e internacionales así como a la institucionalidad, darle reconocimiento, importancia y validez a estas firmas recolectadas "SON UN INSTRUMENTO REALMENTE CLAVE EN ESTA COYUNTURA". Es importante que nos mantengamos unidos pero para ello debemos ser PRECISOS, CLAROS Y DIRECTOS en nuestra demanda y no generalizar ya que de eso se han valido muchas administraciones de gobierno.

Eugenia Close said...

Queridos hermanos y hermanas, que se derroque al presidente no va componer este país, unamonos y busquemos soluciones estructurales a los problemas que afrontamos, yo también exijo verdad y justicia, para Rodrigo Rosemberg, y para tantos Guatemaltecos que han sido víctimas del sistema en que vivimos.
Es un excelente momento para averiguar y entender como funciona nuestro país para luego poder buscar una solución que sea sostenible.
Hago un llamado a los intelectuales, académicos abuelitos que saben la historia, a los políticos, a los empresarios y a todos aquellos que pueden facilitar que se exponga la verdad sobre el sistema en que vivimos, abramos debate abierto sobre ello, que todos tengamos acceso a saber la verdad sobre la estructura económica, política, del crímen organizado, y tantos otros temas que nos conciernen y a los que no les hemos puesto atención antes, a la historia y herencia que se les ha volteado la cara pensando en que es problema de alguién más.
Hoy nos damos cuenta que es problema de todos, que todos debemos de participar no solo opinando sino preparándonos y aportando nuestra parte, es momento que nos unamos y nos volvamos sensibles a los problemas que enfrentamos como país.
Señores, amigos y amigas, cuanto nos ha costado la democracia, porfavor, fortalezcamos nuestras instituciones, trabajemos por un mejor país.
Que el creador bendiga a Guatemala y nos ilumine para encontrar un camino que edifique.

Lunatrack said...

realmente me da gusto saber que hay gente que escribe con la cabeza y no con el higado, buen post, exijamos justicia, pero justicia para todos, para los que no alcanzarona a pronunciar palabra como el niño que murio de una bala perdida, o para los que se ganan la vida manejando un bus y para todo guatemalteco.
No los olvidemos a ellos y recordemolos tanto como a Rosemberg

There was an error in this gadget