Tuesday, 18 March 2008

Pueblo Rico, Pueblo Pobre



En un pueblo de un país tercermundista 6 de cada 10 personas vivían en pobreza. Todos querían vivir como “los ricos” en la ciudad capital, y no entendían como funcionaba todo eso de la economía, la politica, la democracia y esas cosas de “gente estudiada”. Lo que si comprendían era que al tener dinero podían salir de su situación, pues el dinero podía comprar cualquier cosa. Los mas vivos comprendieron que si el dinero podía comprar cualquier cosa, tambien podría “comprar” personas y voluntades. Así, en este pueblo, algunos empezaron a ver que habían extranjeros que pagaban en dolares por comprar pulseritas tejidas, otros pagaban por comprar lo que ellos usaban todos los días para vestirse: huipiles, por lo que empezaron a vender dichos productos. En este pueblo, el clima era idóneo para cultivar cualquier planta tropical.
Algunos se empezaron a dar cuenta que podían vender otro tipo de productos o servicios. Llegaban “turistas” buscando niñas vírgenes, otros buscaban niños para satisfacer sus aberraciones, pero pagaban. Así, el pueblo se pasó de producir moras y maíz a marihuana y amapola.
Lo que movía a los comerciantes no era la etica o los valores, era la necesidad de salir de pobres. Luego evolucinó a lo que significaba ser mejor, y ser mas que otros. Tener un carro exotico, construir un palacete con piscina y todos los lujos, vestirse con ropa extravagante y con cadenas y pulseras de oro y otras joyas. Los “ricos” del pueblo empezaron a ayudar a sus paisanos. Les regalaban comida para navidad, algunos construyeron pequeñas villas y repartieron las casitas. Estos grandes señores se volvieron los protegidos del pueblo. Tan así que ya no creían en el alcalde o gobernador, y preferían seguir a sus lideres los nuevos prosperos del condado.
En este pueblo, los 5 policías de la comunidad se preocupaban por meter preso al ladron de gallinas, no había en realidad una autoridad que vigilara los ilicitos. Los 5 policías tambien se beneficiaban ya que recibían regalos de los grandes señores… y vivían felices.
Este pueblo diversificó su producción. Ahora no vendía frutas y vegetales. Durante muchos meses en el año, los campos de alrededor se mostraban coloridos y bellos, con una flor exótica. Pero no era la flor lo que exportaban… Ahora vendían semillas. Lo mas interesante es que en este pueblo nadie era drogadicto. Eso no iba con sus costumbres y sus principios religiosos. Ellos seguían comiendo productos locales, y ahora el pueblo prospero tenía sus propias leyes. No entendían porqué el gobierno se metía a arrasar las plantaciones, pues ellos solo estaban dedicados a trabajar en una industria prospera. Si antes era la mora y ahora era la amapola, no hay diferencia. No nos culpen a nosotros decían, nosotros solo vendemos lo que otros compran. Y estamos saliendo de pobres. No es eso lo que al final del día se busca? Un nuevo modelo de desarrollo había surgido en Afganistán. Cualquier parecido con la realidad guatemalteca, esperamos sea coincidencia.

No comments:

There was an error in this gadget