Saturday, 31 December 2011

Personajes del 2011

A mi juicio los dos personajes de este año que termina, 2011, en Guatemala son

1. Lucía Escobar, por su valentía al reconocer y denunciar públicamente a cuerpos clandestinos e ilegales de seguridad que actúan en Panajachel, Sololá en su columna titulada "De cuervos, ojos y demonios", publicada el 19 de octubre. Semejante denuncia le ha costado a "La Lucha" su autoexilio de Panajachel, ataques y difamación por parte del alcalde e incluso amenazas en su contra.
Lucía ha hecho cambios en Pana con su actuar como joven mujer emprendedora social. Ha fundado la radio Ati que es la evolución de la revista impresa Ati.  Su blog: Luchas Libres y Más.
Mi reconocimiento a ella como mujer joven del año 2011 en Guatemala.

2. Este año en Guatemala sicarios asesinaron a un Ciudadano del Mundo y Maestro de muchos, a un amante de la vida y trovador de buena energía y mensajes de esperanza y de paz. No merecía morir como murió pero como él mismo dijo... puedo irme tranquilo pues ya le dejé una canción al mundo. Hay tanto que decir de Facundo, pero solo con mecncionar su nombre es suficiente.
Facundo Cabral es el hombre del año 2011... y de muchos años más. El clip es de una intervención en un concierto años antes de su asesinato.
No fuiste vos quien te fuiste, fuimos nosotros quienes nos quedamos. Que estés reunido con tu familia, Maestro.



1 comment:

Anonymous said...

Si el criterio para reconocer al personaje del año es el de encontrar quién pudo oportunamente valerse de una coyuntura para victimizarse públicamente y así ganar notoriedad, entonces Lucía Escobar se merece un premio Nobel.
Ahora bien, si el criterio es el de reconocer el coraje, valentía y la lucha para desarticular a los encapuchados de Panajachel, creo que la viuda de una de las víctimas de esos encapuchados es quien debería llevarse el honor.
Claro, ella no tiene la oportunidad de escribir en un periódico ni amigos en los medios de comunicación que que le sirvan de caja de resonancia. Ella, la viuda sin nombre, talvez no sabe ni leer ni escribir y no tiene la más remota posibilidad de abandonar el pueblo que ella cambió, con la lucha que emprendió y de la que una oportunista ha sacado provecho.
Pero así es la vida, nadie sabe para quién trabaja.
Para mí es la viuda sin nombre que ya habrá parido su segundo hijo, uno de los personajes del año.

Dios le de fuerzas para salir adelante.

Roberto Rodríguez Temó.

There was an error in this gadget