Tuesday, 14 June 2011

Cuidado con las políticas sociales, no vayamos a parar como Dinamarca, Suiza o Canadá


Ah, las políticas sociales. El infierno en la tierra. Es imprescindible hacer ver al común de los mortales que no hay peor secta satánica que los gobiernos y no hay peor castigo para el género humano que los impuestos. Ayn Rand pregonó: "Si una vida pudiera tener un tema central, el mío sería una religión, una obsesión o una manía expresado en una palabra: individualismo.” Es decir, todo lo que suene a comunidad debiera ser abominado. Ah…Si tan solo viviéramos en un país en donde el individualismo imperara, donde tener dinero fuera lo más preciado y las personas se manejaran libremente, pudieran expresar sus opiniones libremente aún siendo estás sarcásticas sin ser censurados o perseguidos por el temeroso Estado inquisitorio de Guatemala. Ah, la añorada libertad, que tanta falta hace en Guatemala para iniciar un negocio, armar un partido político o escribir en periódicos. Es que en Guatemala el Estado, independientemente de los gobiernos de turno, es tan grande y poderoso que no deja a nadie pensar ni actuar libremente. Pregúntele a los camisas blancas o a los colegas libertarios y de derecha. Perseguidos políticos, exilados, asesinados y sin derecho a opinar en medios públicos! En cambio los indígenas y mayorías del país son protegidos. Nunca, en la historia reciente, se ha visto a un izquierdoso, eco histérico, indígena, mujer maya o defensor de derechos humanos morir en algún desalojo o ser amenazado por pregonar sus peligrosas ideas comunistas! Nunca se ha visto a columnistas ser amenazados o censurados por denunciar abusos de militares o empresas. A ellos los protege el satanico estado Benefactor/Mercantilista!
Peor aún la protección social, las políticas sociales, los impuestos y las leyes ambientales y laborales impiden que se instalen petroleras en las selvas peteneras, se extraiga oro en pueblos lejanos o se emplee a personas a precios mundialmente competitivos que sacarian a cada guatemalteco de la pobreza al dia siguente de iniciar operaciones. 
El incremento de millones de dólares en exportación de petróleo y otras industrias extractivas deben de ser un invento del gobierno o chiste de mal gusto pues aquí no se puede explotar ningún recurso. No digamos pagar salarios bajos.  Con un gobierno tan autoritario, tan inmiscuido en el actuar privado, que nos priva de poder comprar armas para defendernos de tanta inseguridad, que impone salarios mínimos tan altos que cualquier maquiladora que brinda las mejores condiciones de vida sale corriendo, o que nos ahoga en impuestos: 12 quetzales por cada 100 ganados! Eso significa para un empresario común y corriente o ciudadano promedio varias cenas menos en los restaurantes mas caros del país y del extranjero, a los cuales cualquier hijo de vecino accede sin importar su apellido o donde nació, unas cuantas idas menos a Miami y peor aún, no poder pagar al manicurista de la esposa o encerar los carros por un par de meses! La tasa impositiva coarta la libertad de elegir entre comprar una Hummer con vidrios polarizados o sin polarizar. Qué injusticia, que aberración! Quíen puede vivir sin una Hummer polarizada o sin una mujer con las uñas impecables!
Por eso, es que estamos como estamos. Gracias al cielo por la independencia y por la igualdad en que vivimos en el país. Es que qué haríamos como país si dependieramos de otros países para subsistir, o para ser admitidos en la comunidad internacional, no digamos escuchados y tener ese poder de influencia que Guatemala impone en cada sesión de las Naciones Unidas!





Ah! la ansiada libertad que no tenemos en Guatemala. Es imposible expresarnos por la prensa en contra del Estado Benefactor/Mercantilista, o un soleado domingo sacrificar nuestra ida a la antigua o al chalet en Likín para salir a las calles a manifestar vestidos de blanco por uno de los mas grandes magnicidios cometidos a quien, por tener apellido europeo gozaba de una vida privada inmaculada e intachable. Asesinato con toda seguridad, cometidos por autoridades de la mas alta jerarquía política, es decir, por los mismos demonios que ayer impidieron la llegada de tanta inversión extranjera que hace falta en el país, sobre todo la industria petrolera, minera y de explotación de mano de obra barata. Así como es pecado comer carne en cuaresma, así los gobiernos siempre tendrán la culpa de todo lo que suceda en Guatemala. Palabra de Dios. Y tengamos mucho cuidado: Las políticas sociales son lo que van a conducir a Guatemala a su acabose. Peor que el calentamiento global o la destrucción del mundo en el 2012, las bolsas solidarias, el pacto fiscal y todo lo que suene a “social”, a “impuestos” y a “estado”, serán el principio de una serie de eventos que harán que Guatemala se compare con Dinamarca, Suiza o Finlandia! Una mezcla de paraíso de comunistas, ecohistéricos, defensores y defensoras de derechos humanos y hippies viviendo juntos. Qué aberración. Quién quiere vivir así?  

Cuidado con pagar más impuestos, no vayamos a parar en esa condición infra-humana en donde salir a las calles a caminar sin preocuparse por que nos secuestren o que los niños jueguen en los parques, o que la igualdad de oportunidades para alcanzar riqueza sea la norma. Qué pesadilla!

Es que cuesta que los chapines entendamos que no es así como queremos vivir? Es que tantas columnas hay que escribir para que el chapín promedio entienda que una carga tributaria mayor del 35%, un Estado fuerte, políticas redistributivas, leyes pro-ambientales, leyes laborales que protegen a los trabajadores, y la desarticulación de la oligarquía  nos compararía a ese infierno en donde las personas tienen los mas altos niveles de vida, la mejor educación y una mejor vida material? Quién quiere vivir así? Talvez solo los locos europeos, escandinavos y canadienses.

De una vez por todas: en Guatemala lo que queremos es reducir el Estado a una mínima parte, no ese monstruo de 7 cabezas que no nos deja ni respirar en paz. Debemos copiar lo que otros paraísos han hecho, de reducir al Estado, de ignorar las desigualdades de ingresos y de penalizar a quienes no produzcan nada aún debido a su falta de educación y oportunidades, o talvez precisamente por eso: Parásitos! Debemos copiar el modelo de libertad total y conducirnos a esos paraísos como Haití, Somalia o Sudán. Ya estamos cerca. Es allí donde se fundamenta el verdadero libertarismo: Una sociedad libre sin coerción ni privilegios! Una vida en donde el más fuerte sobrevive! 

Seamos pues, sin chistar y sin más pensar, todos de derecha pues el paraíso está cerca, solo falta desmantelar al Leviatán y no dejar que los columnistas intelectualoides, sarcásticos escriban en este país, hay que ignorar esa mentalidad pobre. Esas graves y peligrosas ideas hay que desterrarlas pues “el daño que hacen esos intelectuales o ecologistas a una nación es grande y no tiene resarcimiento..”, “para salir de pobres es fundamental cambiar nuestra mentalidad y apoyar a lo que vale la pena: La libertad”, quien no aguante el calor, que se salga. 

No comments:

There was an error in this gadget